Todos hemos escuchado la frase de “No me vengas con que a Chuchita la bolsearon” sin embargo no todos saben quién fue Chuchita y porque la bolsearon.

Este dicho es muy utilizado y nos da a entender que no vamos a admitir excusas baratas y que queremos la verdad de las cosas.

Esto tiene su origen en el lejano 1915 en donde había una muchacha de 26 años llamada Chuchita y era empleada domestica, ella tomaba el dinero que le dejaban sus jefes para que fuera a comprar los mandados, pero resulta que Chuchita no hacia las compras y se  gastaba ese dinero en alcohol y como era de esperarse llegaba con la excusa que le habían bolseado los víveres, esto quiere decir que se los quitaron. 

Esta excusa se volvía cada vez mas frecuente y sus patrones empezaron a sospechar de ella y cuando le preguntaban sobre las compras antes de dejarla hablar le decían “Y no me vengas con que a Chuchita la bolsearon”.  

Esta frase es muy famosa en el habla popular mexicana, sin embargo existen varias versiones sobre Chuchita y que la bolsearon. No cabe duda que esta frase seguirá en nuestra vida cotidiana.