Fue en redes sociales donde se difundió un vídeo en donde a título de muchas notas, una chica era abusada en plena vía pública de Las Vegas.

Tenemos claro que hablar de abuso, involucra una variedad de factores, a nivel individual, de relaciones, de comunidad y de sociedad. Uno de estos, es el consumo abusivo de alcohol, que se asocia a una mayor incidencia de violencia.

Pero ¿realmente la chica está siendo abusada? Estudiemos el vídeo con detenimiento, aclarando que no justificamos ninguna acción, queriendo darle otro enfoque y que distintos puntos de vista se tomen en cuenta.

En el vídeo, es evidente el estado de ebriedad en el que ambas personas estaban, en donde se puede apreciar que no existe resistencia alguna para evitar los besos y caricias que se daban. Así mismo, se observó a dos chicas acercarse a los involucrados, en especial para verificar si ella se encontrara “bien”, acción a la que evidentemente se ve que la chica no rechaza los acercamientos.

Las imágenes causaron indignación por parte de cientos de internautas, que reclaman una respuesta por parte de la seguridad que, según cuentan, sólo apartaron al joven pero no lo detuvieron, pero ¿por qué habrían de hacerlo, si no se cuenta con los fundamentos necesarios para asegurar que existió el delito?  

La preocupante disyuntiva es ¿por qué no suponemos que ambos son pareja y tras varias copas, perdieron la noción de lo que sucedía a su alrededor? o peor aún ¿por qué no analizamos que quizá podría tratarse de pensamientos racistas, al decir que el  abuso lo cometió un hombre de color?

Podríamos deducir a primera vista y por simple facha que el hombre afroamericano es el abusador, pero realmente tenemos los elementos suficientes para asegurar que así fue, o estamos mal juzgando de acuerdo a nuestros criterios. Realmente ¿qué es lo que están juzgando? ¿Qué un señor de color esta con una chica blanca? ¿Qué habría pasado si hubiera existido ese vídeo con un hombre bien parecido? Tristemente en las notas que comentan dicho suceso, se pueden interpretar comentarios machistas, pues si la chica hubiera estado arriba de él, no creo que se hubiera hablado de abuso.

¿Qué está pasando en nuestra ciudad al dejarnos llevar por comentarios, notas, o chismes de algo que no nos consta, al grado de llegar a juzgar u ofender al sujeto en cuestión sin siquiera observar detenidamente el vídeo?

Muchas son las opiniones desatadas a raíz del mismo, pero cada quien tiene su última palabra, no sin antes analizar y fundamentar cada opinión a emitir. Tengamos un poco de criterio y examinemos que el vídeo muestra un grado de inconsciencia e irresponsabilidad de ambas partes.

Y tú ¿qué piensas? Compártenos tu respuesta.

BY: CASANDRA Y JULIETA