Este año, la ceremonia de la 90 edición de los Oscar se pintó de tricolor y es que México estuvo presente en cada momento de ella, desde la alfombra roja y hasta la conducción del evento y el espectáculo musical.

Precisamente anoche en el Teatro Dolby de Hollywood, Guillermo del Toro se convirtió en el cuarto mexicano en ganar el Óscar a mejor director por “La forma del agua”, que se llevó, además, el premio a mejor película.

Otro momento, fue protagonizado por el actor y director Eugenio Derbez, quien presentó “Recuérdame”, canción de la película “Coco”, interpretada en el escenario por sus compatriotas Gael García y Natalia Lafourcade. “Coco”, que gira en torno a las tradiciones mexicanas del día de muertos, obtuvo el premio a canción original así como a mejor película animada.

Eiza González fue encargada de presentar varios galardones, como las ternas a mejor edición de sonido y mezcla de sonido en donde su película Baby Driver, nominada en ambas categorías, no fue la triunfadora, ganándole Dunkirk.

Así mismo la orquesta delegada de ambientar el evento, musicalizó varios momentos de la premiación con temas compuestos por mexicanos como “Bésame mucho” de Consuelo Velázquez y “Solamente una vez” de Agustín  Lara.

La México-Keniana Lupita Nyong’ O también tuvo el honor de anunciar a un ganador y, aprovechando el micrófono, elegancia y sutileza, la actriz aludió a las políticas antimigratorias de Donald Trump y enalteció a los Dreamers.

Sin duda, esta velada, en la que el recinto mostraba figuras cristalinas, brillantes, luminosas y barrocas como escenografía, quedó claro que nuestro país no es minoría en Hollywood, ya que esta ceremonia tuvo una notable presencia mexicana, representando de forma individual y colectiva el talento y el folclor de México.